lunes, 7 de marzo de 2011

Masquefa, Rat Penat y Pincho

Domingo 07/03/11 me da vergüenza poner cierta hora y minuto. Para el resto 08:00.

Y el título no se refiere a recorrido de Masquefa al Rat Penat, ni que alguien comiera pinchos… Y mucho menos sexo. O sí?

Y mira que se planificó con tiempo. Una visita a nuestro buen guía Clecas. Y aún así hubo gente que hizo el salto y no se presentó. Alguien ya los ha bautizado como Maricones del Alt Penedès.

A las 07:30 se citaron en casa de Lo Pelat, Sartenes y Bucles para visitar a Clecas y sus territorios, acompañado del bombero guía. Robocop excusado, se encuentra preparando las fallas. 

Y esta vez si valió la pena. Una ruta muy guapa. Suerte que Sartenes y Lo Pelat acudieron a la cita. Hubieran masacrado a Bucles. Clecas y su amigo se encuentran en plena forma. Salieron la víspera y sumaron 40Kms. Otros se dedicaron a hidratarse de manera incorrecta para celebrar el carnaval. Estamos esperando la foto de Mario Sartenes. Se fue a Vilanova porque en Sant Feliu no se atreve a salir disfrazado.

Iniciaron la travesía descendiendo por territorios Clequianos y dirigiendo las naos hacia una subida no muy dura para llanear hasta una rampa de clavos en la entrada a un pueblo, o cementerio? Bucles preguntó por el nombre de dicho cementerio, Hostalets de Pierola.

Una vez llegados a la carretera iniciaron un sprint. Bucles no se atrevió, aún disponía de fuerzas, pero no conoce el terreno y no se fió de gastar toda su energía  y ser derrotado por Clecas.

Descendieron por una rampa de muerte donde Sartenes hizo pie y Lo Pelat bajó con los ojos cerrados. Descenso vertiginoso donde Bucles deja distancia prudente porque el bombero se pega demasiado. Nos hacemos papilla si pinchamos aquí.

Al pie de la Masía de Can Ginestar se guardaron los chubasqueros (5 grados al iniciar la travesía) para afrontar la subida más dura de la mañana, en fila de a uno y con algo de piedras llegaron a unos depósitos en la zona del Bosc de L’Àliga.

Pistas y caminos del agrado de Bucles. Tramos muy parecidos a La Transversal que a algunos les provocó hincar el pie. Senderos con saltos en bajada. Y final de vuelta en Masquefa, rampón al cementerio de verdad y Lo Pelat y Sartenes deseando que se acabara ya. La previsión era 10 Kms más. Un total de casi 3 horas de pedaleo y 30 Kms.

El bocadillo en tamaño correcto, aunque nada comparable a Port Estelí, Maese hoy nos habrá echado de menos. La señora de la posada ofreció una nueva marca de zumo de cebada, Morrichs, aunque yo diría que eran Moritz.

Y los M. del Alt Penedès? No hubo manera de mover a las marmotas. La celebración del carnaval les ha sentado mal. Víspera demasiado intensa. Y eso que las naos se prepararon y cargaron, sólo había que levantar los huesos a la hora indicada.

Pero parece que Magallanes quedó impactado con la Lambada de Jennifer y todavía no se ha recuperado. Que si me mareo, que si me duele la cabeza. No se me ocurren adjetivos vejatorios. Su falta de rigor, de valor y de compromiso no tiene nombre.

Aún así a Natur le asaltó una idea (me cago en tus ideas). Ya que tenemos las naos preparadas, hacemos una ruta diferente, vamos a Palau Novella desde Castelldefels por el Rat Penat. Buscó la ruta y parecía asequible. Se intentó cargar Magallanes pero se despistó. Ya era premonitorio que la ruta no debía ser ejecutada. Todo para lavar los pecados cometidos.

Iniciaron el recorrido Natur y Magallanes, a las 14:30, vaya hora! Al principio muy plano, desde el pirulí de la playa de Gavà y llaneando por el carril bici dirección Castelldefels. Eso ya fue su humillación.

Por fin llegaron al túnel de Port Ginesta e iniciaron la verdadera ascensión. Ya las primeras rampas empezaron a asustar. Inconscientes de su ignorancia. Y a 1,5Km tuvieron que parar. Natur pinchó. Ayuda de los dioses?

Mientras Magallanes intentaba cambiar la rueda, no encontraba el botón de encender y apagar, ni el ratón para mover el puntero, Natur recuperaba fuerzas comiendo plátano, de fruta, no de hortaliza. No confundamos tocino, velocidad o pincho de forma verbal con sustantivo.

Así que viendo las horas y la dificultad decidieron iniciar el descenso para regresar a la humillación del carril bici. Intentaron compensar con plato grande y distancia larga. 30 Kms al final que seguro no lava los pecados cometidos pero algo ayuda al cuerpo. 

De nuevo queda pendiente visitar a Clecas en sus dominios y subir el Rat Penat que parece ser es un reto para muchos ciclistas. La ignorancia de los lisensiados empieza a ser galopante. PEDAZO DE RAMPONES!! Nada que envidiar la Rampa del Coño.

1 comentario:

  1. Como los platicos nos crucemos con ese rap penat nos lo hacemos a la parrilla---

    ResponderEliminar