domingo, 22 de marzo de 2009

La Comunidad Dividida y Defraudada

Hoy era el gran día. Todos habíamos puesto especial atención en los detalles. Aunque dividimos nuestras fuerzas, nuestro pensamiento estaba dirigido a sincronizar la llegada a Port Estelí para por fin unir nuestras historias junto al fuego de Maese Mahountecona y brindar por nuestras amadas con unas pintas de cerveza.

No fue así. La salida se inició tarde y mal. Magallanes perdió a Bucles y Lo Pelat. Judas y MJ equivocaron el punto de salida. Clecas sigue en dique seco.

Pero nada comparable a Robocop. Héore de otras travesías. Puntal en mil batallas. Sus cicatrices eran dignas de alabar. Cuando grumetes menos experimentados lo veían surcar el mar, murmuraban, dejádle pasar, ahí va una leyenda. Su nombre era reconocido, admirado y envidiado en los siete mares.

Robocop, se te acabó la batería? Tú nunca habías abandonado a un camarada de la compañía. Menos a Sartenes, siempre animándole. En los peores momentos ahí estabas tú, alentándole con tus palabras.

Cuando vimos a Sartenes en Port Estelí estaba abatido, desconsolado, casi lloroso. Comentó, le llamé pero no vino. No me avisaste, balbuceó Robocop. El único reproche hacia Sartenes ha sido el mismo que a Magallanes. Es necesario dejar a Pumuki en la infancia.

Como ya va siendo habitual, Magallanes continua intratable en pulsos a pie. Sí es cierto que hay que cuidarse de Judas en bajadas pronunciadas, desplega sus largas velas y el viento lo empuja a velocidades vertiginosas. MJ hoy estaba tocada y le costó mantener el rumbo impuesto. Exceso de viandas?

Por último, mención a Lo Pelat. Habrá que grabarle a fuego las instrucciones. Si el puerto de llegada es Port Estelí no es necesario navegar hacia otro rumbo y esperar a que aparezcan naos conocidas.

Confiemos en conseguir una nueva jornada de reencuentro de la compañía.

2 comentarios:

  1. Tranquelos bravos bucaneros. Espero que la desdicha no navegue a vuestra lado por más travesías. Además esto solo servierá para que después esteis más unidos. Palabra de espartano que ya ha estado en alguna trifulca parecida. Y es que ya se sabe después de la tormenta viene la calma. ¿O era al revés?

    ResponderEliminar
  2. Nuevo triunfo de la pluma ante el papiro... saludos...

    ResponderEliminar